Menor demanda de las vacunas de COVID-19: cómo se prepara NJ para contrarrestar esta situación

El gobernador Murphy ha restado importancia a las dudas sobre las vacunas. Los funcionarios estatales dicen que la disminución de la demanda no es una sorpresa
Credit: (AP Photo/Haven Daley)
Foto de archivo: Un cartel de un centro de vacunación COVID-19

La cantidad de vacunas contra el COVID-19 administradas todos los días en Nueva Jersey ha disminuido drásticamente en las últimas semanas, no obstante, los funcionarios estatales afirman que tienen un plan para contrarrestar la caída y aún alcanzar su objetivo de inmunizar a 4,7 millones de personas para julio.

Ese plan, parte del cual se implementará a finales de esta semana, probablemente incluirá anuncios de servicio público adicionales, más asociaciones con iglesias y otras organizaciones comunitarias. Algunos elementos también pueden presentar un nuevo enfoque en poblaciones específicas, como los estudiantes y el personal en los campus universitarios, según los funcionarios estatales. El Departamento de Salud del estado también está tomando medidas para garantizar que las personas que optaron por las vacunas de dos dosis reciban las dos inyecciones necesarias para una máxima protección, afirmaron.

Al discutir la reciente caída en la vacunación diaria, el gobernador Phil Murphy restó importancia al impacto de la desconfianza o dudas sobre las vacunas (algo que los funcionarios temían que fuera más evidente), en lugar de esto, atribuyó la disminución de personas vacunadas al clima cálido, las tendencias positivas en los casos y hospitalizaciones de COVID-19, y el sentimiento de creerse invencibles entre algunos que no han estado contagiados.

“Digo, con el debido respeto a todo eso, esas no son razones suficientes. Necesitamos que la gente se vacune ”, dijo Murphy en su conferencia de prensa regular sobre la pandemia el lunes. “Basándonos en los pasos proactivos que estamos tomando, con anuncios de servicio público, y otras actividades de difusión que hemos realizado o realizaremos, creemos que lograremos ese objetivo. Confiamos que tendremos los suministros que necesitamos”.

Demanda inicial “bastante satisfecha”

Si bien los suministros limitados de vacunas habían afectado a Nueva Jersey y otros estados durante meses, la comisionada del Departamento de Salud, Judy Persichilli, dijo el lunes que el Estado ha estado recibiendo aproximadamente 740,000 dosis por semana. Como resultado, la demanda inicial de vacunas ha sido “bastante satisfecha”, dijo. Unos 2,8 millones de personas ya han sido vacunados por completo en el Estado, incluido al menos el 85% de los mayores de 65 años.

Persichilli señaló que sigue confiando en que el estado alcanzará su objetivo; 4,7 millones de personas representa el 70% de los adultos elegibles, un nivel que se considera probable que proporcione una protección comunitaria eficaz. “Encontraremos esos millones de personas. Les alcanzaremos. Llegaremos a ese 70%, lo puedo garantizar ”, dijo el lunes.

Después de un comienzo lento, Nueva Jersey ahora tiene más de 400 sitios de vacunación administrados por gobiernos estatales, del condado y locales, hospitales y proveedores de atención médica, farmacias privadas y organizaciones comunitarias, y aplicó más de 120,000 inyecciones diarias a principios de abril, según datos estatales. Pero a mediados del mes de abril, esto se había reducido a menos de 100.000 dosis al día; a fines de la semana pasada, había caído aún más, a menos de 70.000 dosis diarias.

Murphy y Persichilli dijeron el lunes que esta disminución no fue una sorpresa, sin embargo, enfatizaron que ya se estaban trabajando en una mayor divulgación pública para alentar la vacunación. Al igual que el plan de inmunización por fases, que comenzó con los trabajadores de la salud y los residentes de centros de cuidado a largo plazo y se expandió por pasos, se realizarán nuevas estrategias de divulgación en la medida en que sea necesario, dijo Persichilli.

Necesidad de “enfoques más estratégicos”

“Esperamos que este amplio mensaje para todos los residentes que ahora son elegibles para la vacuna, les ayude a tomar la iniciativa de vacunarse”, dijo Persichilli. “Sabemos que también necesitamos enfoques más estratégicos para llegar a todos los residentes. Junto con la campaña de información, nosotros, como saben, nos asociamos con líderes de iglesias y líderes comunitarios para crear jornadas de vacunación emergentes para acercar las vacunas a donde está la gente”.

El plan de vacunación COVID-19 del estado, presentado a los funcionarios federales el año pasado, describe tres fases de interés y participación pública: escasez de vacunas y demanda creciente; oferta y demanda más equilibradas; y demanda decreciente con oferta suficiente. Durante meses, los residentes de Nueva Jersey tuvieron que batallar por obtener una cita del número limitado existente, mientras que el grupo de personas elegibles para la vacunación siguió creciendo. De repente, eso cambió y en las últimas semanas la oferta pareció superar la demanda, lo que permitió que algunos sitios aceptaran personas sin cita previa.

El plan de vacunación también describe las iniciativas de divulgación pública que tomará el estado para abordar una disminución en la adopción de vacunas. “A medida que haya suficiente vacuna disponible y la demanda disminuya, será cada vez más importante la divulgación a nivel comunitario a través de una campaña de conciencia pública en todo el estado. La campaña incluirá a funcionarios de salud pública que inspiran confianza en las comunidades e influyentes líderes religiosos y comunitarias locales, también se amplificará las voces de las personas locales que  sobrevivieron al virus en la comunidad y de aquellos que han perdido a sus seres queridos”, señala el plan.

Credit: (AP Photo/Seth Wenig)
21 de enero de 2021, Personas esperan en fila para recibir las vacunas contra el COVID-19 en Paterson, donde no era necesaria una cita. El primero en la fila llegó alrededor de las 2:30 a.m.

La estrategia de comunicación descrita en el plan subraya la naturaleza letal del COVID-19, que ha infectado a casi 1 millón de habitantes de Nueva Jersey, incluidos unas 25.000 personas que han muerto. Incluye videos y “testimonios para establecer una conexión entre las … personas fallecidas durante la pandemia y las que todavía sufren los efectos a largo plazo del COVID-19”. Estos se distribuirían a través de múltiples canales, incluidas las redes sociales, y se compartirían con agencias de salud locales y organizaciones comunitarias.

El estado ya está llevando a cabo una campaña de concientización sobre vacunas, financiada con $ 25 millones en ayuda federal, que incluye varios anuncios en inglés y español que se emiten en cadenas de televisión, estaciones de cable y radio, dijo la portavoz del Departamento de Salud, Dawn Thomas. Se espera que se implementen espacios adicionales a finales de esta semana, dijo.

Thomas dijo que el programa existente incluye docenas de mensajes de video y otras actividades de divulgación en las redes sociales, folletos impresos y anuncios en formato digital e impreso diseñados para abordar las dudas sobre las vacunas y fomentar la inmunización. Algunas actividades de divulgación incluyen a Persichilli, médicos que son líderes comunitarios, y al University Hospital, así como a la enfermera de Newark, Maritza Beniquez, la primera residente del estado en vacunarse, dijo.

Los funcionarios estatales están tomando medidas para garantizar que quienes recibieron las vacunas de Moderna y Pfizer, que requieren dos inyecciones, realmente reciban ambas dosis. La aplicación de una tercera vacuna, la de  Johnson & Johnson (inicialmente promocionada como un “cambio de juego” porque implica una sola inyección y requisitos de almacenamiento más simples), se detuvo durante diez días debido a preocupaciones sobre una conexión con coágulos sanguíneos raros; desde entonces, los funcionarios federales han permitido que se vuelva a usar, pero no está claro cuándo Nueva Jersey recibirá envíos adicionales de esta vacuna.

Los últimos números

Persichilli dijo que el 91% de los habitantes de Nueva Jersey están recibiendo su segunda dosis a tiempo, y el 93% termina el ciclo completo después de seis semanas. La segunda dosis se debe administrar dentro de un mes después de la primera, idealmente. Si bien esto excede la tasa nacional del 88%, todavía deja a algunos residentes sin la máxima protección viral, dijo.

El departamento de salud ahora está utilizando su centro de llamadas de vacunas para impulsar el cumplimiento de la segunda dosis, dijo Persichilli, y los operadores llaman a las personas que no han recibido la segunda dosis a tiempo; Si bien se supone que las citas para la segunda inyección se programan en el momento de la primera dosis, esto no siempre sucede. El centro de llamadas ha trabajado de manera eficaz en el pasado para llamar a las personas mayores y programarlas para las vacunas, lo que ayudó a aumentar las tasas de vacunación entre los residentes mayores que son más vulnerables al COVID-19.

Persichilli también alentó a las personas que pospusieron su segunda dosis a tomar medidas para finalizar el proceso. Ella los instó a que se comuniquen con el centro de llamadas (855-568-0545) si tienen alguna pregunta o si necesitan ayuda para programar una cita en un lugar conveniente, sin importar dónde se le administró la primera dosis. Si las personas dudan sobre el proceso, recomendó que hablen con personas de su confianza.

“Puede ser que (los programadores del centro de llamadas) lo envíen a una farmacia local si eso es más conveniente para usted”, dijo Persichilli. “Alentamos a las personas a buscar orientación de sus profesionales de la salud, a llamar al centro de llamadas y tratar de hablar con ellos. Queremos escuchar a cada persona porque es muy importante que cumpla con todo el régimen de vacunación”.

This translation was provided by Reporte Hispano in partnership with the Center for Cooperative Media at Montclair State University, and is supported with funding the Geraldine R. Dodge Foundation. The story was originally written in English by NJ Spotlight News.

Esta traducción fue proporcionada por el Reporte Hispano en asociación con el Centro de Medios Cooperativos de la Universidad Estatal de Montclair, y cuenta con el apoyo de la Fundación Geraldine R. Dodge. La historia fue escrita originalmente en inglés por NJ Spotlight News.