Los condados donde prevalece una salud deficiente muestran las tasas más altas de mortalidad por COVID-19

NJ Spotlight News correlacionó las últimas clasificaciones independientes de la salud de los condados con los datos del estado. Nuestros hallazgos: las comunidades más desprotegidas del estado lo están pasando peor durante la pandemia
Credit: (AP Photo/Seth Wenig)
Un letrero en la entrada de un parque advierte a los peatones sobre un mayor riesgo de COVID-19 en la sección Ironbound de Newark, condado de Essex.

Los resultados de salud han variado significativamente durante mucho tiempo entre los 21 condados de Nueva Jersey, y los expertos dicen que no es de extrañar que el COVID-19 haya afectado más a las comunidades que tradicionalmente albergan poblaciones menos saludables.

De hecho, algunos de los condados que se encuentran al final del último informe County Health Rankings & Roadmaps, un recurso anual de salud pública financiado por la Fundación Robert Wood Johnson y creado por el Instituto de Salud de la Población de la Universidad de Wisconsin, tienen algunos de los niveles más altos de mortalidad relacionados a COVID-19 en Nueva Jersey, según una revisión de datos estatales de NJ Spotlight News.

Las clasificaciones de 2021, publicadas el miércoles, dependen de los datos hasta 2019 que son anteriores a la pandemia de coronavirus. Pero en varios casos, los hallazgos se alinean con el impacto que ha tenido COVID-19 en los condados de Nueva Jersey.

Los condados de Passaic y Essex, clasificados en el puesto 14 y 17, respectivamente, en el informe de 2021, han registrado las tasas de mortalidad por COVID-19 más altas a nivel de condado, según cifras estatales. Los condados de Salem y Cumberland, que ocuparon el puesto 20 y 21 este año, tienen las tasas de mortalidad séptima y octava más altas, a pesar de estar ubicados en una región que no fue tan afectada por el virus como el norte de Nueva Jersey.

Salud deficiente y COVID-19

Si bien, Bob Atkins, director de Iniciativas de Salud de Nueva Jersey, un proyecto de la Fundación Robert Wood Johnson, no revisó los hallazgos de NJ Spotlight News, dijo que la asociación entre los resultados de salud deficientes y los impactos enormes de una pandemia no deberían sorprender.

COVID-19 claramente ha tenido un efecto desproporcionado en las comunidades negras y de color, donde las personas tienen más probabilidades de tener condiciones preexistentes que les hacen vulnerables al virus, laboran en trabajos de primera línea enfrentando un mayor riesgo de exposición y viven en lugares abarrotados y hogares multigeneracionales que agravan la propagación.

“Los que están al pie de la colina siempre se vuelcan”, dijo Atkins. “COVID realmente acaba de exponer las desigualdades. Todo lo malo que pueda suceder va a suceder más en los lugares que están más afligidos”.

Además, varios condados de Nueva Jersey que en el informe muestran consistentemente tener las poblaciones más saludables se ven menos afectados por las muertes por COVID-19, según muestran los datos del estado. El condado de Hunterdon, que ocupa el segundo lugar en resultados de salud en el nuevo informe, tiene la tasa de mortalidad más baja del estado, por esta enfermedad, a nivel de condado. El condado de Morris, que ocupa el puesto número 1, tiene la 14ª tasa más alta de mortalidad; El condado de Somerset, que ocupa el tercer lugar, se encuentra actualmente en el puesto 11 en la lista de tasas de mortalidad por COVID-19.

Seguimiento de los determinantes sociales de la salud

La Fundación Robert Wood Johnson lanzó el informe de clasificación de salud del condado hace más de una década para enfocar mayor atención en los determinantes sociales de la salud, cosas como la pobreza, la educación y la exposición a la violencia que, según los expertos, dan forma al bienestar aún más que la atención médica. En los últimos años, los informes anuales han destacado factores específicos, como el racismo y la vivienda, que son particularmente influyentes.

“La idea era, si vamos a tener una sociedad más saludable, no podemos simplemente tener esta conversación que involucre a los sistemas de atención médica, los médicos y enfermeras y la salud pública”, explicó el enfermero Atkins. “Debemos tener una conversación que realmente involucre dónde trabajamos y dónde vivimos. Tenemos que hablar de escuelas”, dijo, además de una serie de otros factores que están fuera de la industria tradicional de la atención médica.

“Todas estas cosas están relacionadas con cuánto tiempo vivimos y qué tan saludables vamos a estar”, dijo Atkins. “Es por eso que los códigos postales son importantes”. Las investigaciones han demostrado que la esperanza de vida promedio puede diferir mucho entre comunidades que se encuentran a pocas millas de distancia, como Trenton y Princeton, como resultado de estos determinantes sociales de la salud.

Las clasificaciones consideran factores como el acceso a atención médica, parques y comida saludable; fumar y otros hábitos personales; y estadísticas sobre delincuencia, enfermedad y mortalidad, entre otras cosas. La finalización de la escuela secundaria se agregó como un nuevo factor de clasificación para 2021, dijo Atkins, y también se consideró el acceso de banda ancha, que ahora es un vínculo fundamental con la escuela, los médicos y más.

Los resultados han variado poco en los últimos años, con los condados de Morris, Hunterdon, Somerset y Bergen generalmente clasificados en la parte superior de la lista y los condados de Cumberland, Salem, Camden y Atlantic en la parte inferior. Los condados de Essex, Gloucester, Cape May y Passaic también tienden a ocupar un lugar bajo en la lista.

Mapeo de comunidades insalubres

El informe incluye dos mapas muy similares, uno que ilustra las clasificaciones y el otro que refleja los factores de salud o los elementos que influyen en la salud de la población. Estos incluyen mediciones del comportamiento humano, la atención clínica y las influencias sociales y ambientales. Según el informe, estos factores “son una estimación de la salud futura de los condados” en comparación con otros en Nueva Jersey.

Las clasificaciones están diseñadas para ayudar a los líderes gubernamentales y comunitarios a buscar cambios de políticas efectivos, dijo Atkins, no para provocar la competencia regional. Cuanto más se puedan localizar los datos, más útiles serán para este proceso, señaló. La pandemia también subrayó la necesidad crítica de servicios de salud pública y acceso a información precisa, agregó, dando ahora una urgencia particular a este trabajo.

“Necesitamos hablar sobre, ‘¿Cómo construimos resiliencia?’”, Dijo Atkins, “Porque vamos a tener otra pandemia. Vamos a tener otra súper tormenta Sandy”.

2021 clasificación de los condados de Nueva Jersey por resultados de salud:

  1. Morris
  2. Hunterdon
  3. Somerset
  4. Bergen
  5. Middlesex
  6. Monmouth
  7. Sussex
  8. Union
  9. Hudson
  10. Ocean
  11. Warren
  12. Mercer
  13. Burlington
  14. Passaic
  15. Gloucester
  16. Cape May
  17. Essex
  18. Atlantic
  19. Camden
  20. Salem
  21. Cumberland

La Fundación Robert Wood Johnson es uno de los patrocinadores de NJ Spotlight News.

This translation was provided by Reporte Hispano in partnership with the Center for Cooperative Media at Montclair State University, and is supported with funding the Geraldine R. Dodge Foundation. The story was originally written in English by NJ Spotlight News.

Esta traducción fue proporcionada por el Reporte Hispano en asociación con el Centro de Medios Cooperativos de la Universidad Estatal de Montclair, y cuenta con el apoyo de la Fundación Geraldine R. Dodge. La historia fue escrita originalmente en inglés por NJ Spotlight News.