Después de años de recortes, los funcionarios de salud de Nueva Jersey dicen que necesitan más personal

El nuevo equipo se especializaría en analizar datos relacionados a la vigilancia de enfermedades. Los consultores han estado haciendo ese trabajo durante la pandemia
Credit: Edwin J. Torres/ Governor's Office
Judy Persichilli, comisionada del Departamento de Salud

Para fines de este mes, Nueva Jersey habrá pagado casi $26.6 millones al gigante de consultoría McKinsey & Company por su ayuda en el desarrollo de un plan de respuesta a la pandemia, recolectando y analizando una gran cantidad de datos, apuntalando las instalaciones de atención a largo plazo, desarrollando el proceso de rastreo de contactos del estado e implementando el programa de vacuna COVID-19.

Con muchos menos empleados que en años anteriores, el estado no ha podido hacer todo el trabajo en casa, señalan los funcionarios, y ahora están tratando de llenar algunos de los vacíos.

El estado no ha podido hacer todo el trabajo en casa, señalan los funcionarios, y ahora están tratando de llenar algunos de los vacíos.

Esto incluye al gobernador Phil Murphy que planea gastar $1.37 millones adicionales para la vigilancia de enfermedades y la recopilación de datos, informes y análisis dentro del Servicio de Enfermedades Transmisibles del Departamento de Salud del estado, una oficina que ha desempeñado un papel clave en la respuesta a la pandemia.

La comisionada de salud estatal Judy Persichilli dijo a los legisladores durante una audiencia del Comité de Presupuesto el miércoles que estos fondos permitirían al DOH crear una nueva unidad que se basaría en el trabajo realizado por los analistas en el departamento y coordinaría y estudiaría los datos de manera más efectiva.

“Nunca hemos tenido un centro eje, por lo que estamos desarrollando uno. Para mí, es una de las mayores debilidades que tenía el departamento cuando comenzamos esta pandemia”, dijo Persichilli a los miembros del Comité de Presupuesto de la Asamblea durante su revisión del plan de gastos propuesto por el departamento de salud de $ 1.040 millones para el año fiscal 2022, que comienza en Mes de julio.

Más análisis interno

“Con el tiempo, a medida que la tecnología ha evolucionado, las necesidades del Departamento han evolucionado”, dijo la portavoz del DOH, Dawn Thomas. “Con esta inversión, nuestro objetivo es crear un sistema holístico que brinde una visión amplia de las necesidades de salud en todas las poblaciones”.

Desde predecir las tendencias de hospitalización hasta calcular el ritmo de propagación del virus hasta recopilar y publicar decenas de métricas en el panel de control COVID-19 del estado, uno de los aspectos más públicos de su respuesta a la pandemia, Nueva Jersey se ha basado en gran medida en el análisis de datos desde que apareció a principios de marzo de 2020. Pero el DOH, al igual que otras agencias estatales, han sido reducidas significativamente a lo largo de los años, lo que ha obligado a los funcionarios a reorganizar al personal existente, recurrir a asesores externos y contratar consultores para manejar la carga de trabajo adicional.

Eso llevó al estado a recurrir a McKinsey, los consultores con sede en Nueva York, que habían sido contratados en el pasado por la administración de Murphy para varios roles. Según documentos proporcionados por funcionarios de salud, la Oficina de Manejo de Emergencias del estado, que trabajó junto con el departamento de salud para liderar la respuesta a la pandemia, firmó su primer contrato pandémico con el gigante de la consultoría a fines de abril de 2020 por tres meses de trabajo a un costo de casi $5,5 millones. A esto le siguió un acuerdo de seis meses por $7,8 millones de agosto a diciembre, y luego un tercer acuerdo por $13,3 millones que se extiende hasta el 30 de abril.

Diferentes contratos con McKinsey

Según el contrato inicial, se pidió a McKinsey que ayudara al estado a crear planes para una reapertura segura, hacer cumplir las restricciones de COVID-19 y ayudar a la respuesta del sector privado; también pidió que sus consultores identifiquen, recopilen, analicen e informen múltiples métricas de salud pública para permitir que el estado – y sus ciudadanos – tengan una guía en la pandemia. El segundo contrato requería que los consultores de McKinsey ayudaran a implementar reformas de atención a largo plazo, que un consultor independiente había identificado como necesarias, y expandir el programa de rastreo de contactos del estado. El tercer acuerdo agregó la asistencia para el lanzamiento de vacunas a la lista de tareas de McKinsey.

McKinsey también está consultando para varias otras agencias estatales, según northjersey.com, que informó que el estado planea pagar a la compañía casi $35 millones durante cuatro años por su trabajo, que incluye aspectos de la respuesta COVID-19. Murphy criticó el papel de la compañía en la epidemia de opioides como “espantoso” y “ofensivo” después de un informe del New York Times a fines del año pasado que vinculó a los consultores con el agresivo marketing pasado de Purdue Pharma del opioide OxyContin, pero Murphy también ha defendido el trabajo que McKinsey. ha hecho por Nueva Jersey.

La gran dependencia de la administración de Murphy en consultores como McKinsey, y los problemas subyacentes de personal del gobierno, planteó preguntas a los miembros del Comité de Presupuesto de la Asamblea el miércoles. La asambleísta Serena DiMaso (R-Monmouth) señaló que se había subcontratado una “buena cantidad” de análisis de datos y le preguntó a Persichilli qué podían hacer los legisladores para ayudar.

“¿Necesita más personal? Es una cuestión de presupuesto. ¿Necesita más personas con experiencia? ” dijo DiMaso.

“Podrías ayudar aprobando el presupuesto”, dijo Persichilli. “El dinero está en el presupuesto”. Murphy, un demócrata en su primer mandato que se postula para la reelección, ha delineado un plan de gastos de casi $45 mil millones para el próximo año, que los legisladores deben aprobar antes del 1 de julio.

Desafíos de contratación durante la pandemia

La presidenta del Comité de Presupuesto de la Asamblea, Eliana Pintor Marin (D-Essex), también presionó a Persichilli sobre los niveles de personal del departamento de salud. “Su departamento en este momento es fundamental. Usted es el que está dando orientación al gobernador y su equipo sobre qué hacer a continuación “en términos de estrategias de COVID-19,” y queremos asegurarnos de que tenga los recursos que necesita para seguir adelante”.

Persichilli admitió que contratar personal nuevo ha sido un desafío durante la pandemia, especialmente bajo el “laborioso proceso” del estado, pero dijo que su departamento está avanzando para agregar personal. “Estamos haciendo el trabajo”, dijo.

Según el presupuesto propuesto por el gobernador, el DOH tenía 548 empleados al comienzo del año fiscal 2020, 27 menos que el año anterior. El departamento planea agregar 143 empleados durante el año fiscal 2022 a un costo de aproximadamente $1 millón en nuevos salarios y beneficios, un gasto que sería cubierto por una combinación de dólares estatales, federales y de otro tipo. Estos trabajadores serían asignados a una combinación de programas, con los mayores aumentos de personal en los programas de salud pública y familiar.

En el nuevo financiamiento para el servicio de enfermedades transmisibles se incluyen $575,000 dedicados a contratar personal y adquirir nuevo software para respaldar el nuevo eje del centro de análisis, según Thomas, la vocera del DOH.

“El eje de análisis central permitirá un análisis de datos integrador y receptivo en el departamento”, dijo Thomas. “El departamento tiene personas que analizan datos, pero gran parte de este trabajo se centra en las enfermedades / afecciones y los requisitos de informes de calidad de la atención médica, esfuerzos que queremos aprovechar e integrar a nuestros sistemas de datos”.

This translation was provided by Reporte Hispano in partnership with the Center for Cooperative Media at Montclair State University, and is supported with funding the Geraldine R. Dodge Foundation. The story was originally written in English by NJ Spotlight News.

Esta traducción fue proporcionada por el Reporte Hispano en asociación con el Centro de Medios Cooperativos de la Universidad Estatal de Montclair, y cuenta con el apoyo de la Fundación Geraldine R. Dodge. La historia fue escrita originalmente en inglés por NJ Spotlight News.