Las variantes del coronavirus se propagan rápidamente y las pruebas se retrasan drásticamente

En cinco semanas, los casos de las nuevas variantes del virus aumentaron un 830% en Nueva Jersey, y solo en el 2% de los casos se han realizado pruebas para detectar las nuevas cepas del virus
Credit: NJ Spotlight News
En Nueva Jersey, solo el 2% de las pruebas de COVID-19 se evalúan para detectar la presencia de nuevas variantes de coronavirus.

Las nuevas variantes del coronavirus se están multiplicando e infectando de manera rápida a un número creciente de personas en Nueva Jersey y en todo el país, con un aumento del 830% de casos de las cepas mutantes en el estado durante las últimas cinco semanas.

Esto puede ser solo la punta del iceberg.

Entre los laboratorios públicos, privados y académicos, las llamadas pruebas de secuenciación necesarias para detectar las nuevas variantes solo se llevan a cabo en aproximadamente el 2% de las pruebas de COVID-19 que se realizan diariamente en Nueva Jersey, dijo el Departamento de Salud del estado a NJ Spotlight News. En los últimos días, más de 3,000 personas obtienen resultados positivo en las pruebas que se realizan a diario en este estado.

“Tenemos mucho trabajo por hacer, no solo aquí en Nueva Jersey, sino también a nivel nacional en cuanto a la identificación de variantes”, dijo el lunes la epidemióloga estatal, la Dra. Christina Tan. “Aquí en Nueva Jersey, estamos dando muchos pasos para acelerar nuestra secuenciación en general, para tener una mejor idea de la caracterización de estas variantes”.

Tan también dijo que sigue siendo importante que las personas usen máscaras, conserven la distancia social y acaten otras precauciones de salud pública, que brindan un nivel de protección contra todas las formas del virus. También enfatizó que las personas que dan positivo por COVID-19 deben aislarse inmediatamente y ayudar a los trazadores de contacto a identificar a otros que podrían estar infectados, y no esperar y tratar de determinar con cuál sepa se han contagiado, un proceso que, según ella, puede llevar una semana o más.

Si bien el número de casos de las nuevas variantes identificados en Nueva Jersey sigue siendo bastante bajo, la tasa de aumento ha sido pronunciada. Las pruebas para estas mutaciones se ampliaron en enero y el estado ahora informa 465 casos que involucran siete variantes diferente, en comparación con los 50 casos con una variante nueva a mediados de febrero.

La variante B.1.1.7, o variante del Reino Unido, es con mucho la más común, con presencia en todos los condados de Nueva Jersey y 389 casos en todo el estado, casi una cuarta parte de los cuales se han identificado en el condado de Ocean. Se han identificado otros 64 casos de la variante de Nueva York o B1.526, 20 de estos casos en el condado de Essex.

“Estamos asumiendo, como un asunto de salud pública, que todas estas variantes están en el estado, son más transmisibles y las estamos gestionando sobre esta base”, dijo el gobernador Phil Murphy el lunes en su conferencia de prensa sobre la pandemia. Los expertos también advirtieron que el hecho de que en el estado se encuentre un Aeropuerto Internacional con gran afluencia como el Newark Liberty, hace que seamos más susceptible a tensiones adicionales en el futuro.

Preocupación por el aumento de casos

A los funcionarios de salud pública les preocupa que el aumento de estas variantes esté impulsando un aumento general de los casos de COVID-19 en algunos estados y podría provocar nuevas oleadas de infección y más hospitalizaciones. Nueva Jersey, que ha diagnosticado casi 870,000 casos desde marzo, incluidos más de 24,400  muertes, ha experimentado un aumento en la última semana en la tasa de transmisión en todo el estado y en el número de nuevos casos reportados diariamente.

La Dra. Rochelle Walensky, directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades federales, dijo el lunes que algunas variantes ahora podrían ser responsables de una cuarta parte de los casos en Arizona y más de la mitad de los casos de California. También dijo que la variante del Reino Unido ahora podría ser la fuente del 8% de los casos de Florida y del 9% de los de Nueva Jersey, informó CNN.

La directora de comunicaciones del Departamento de Salud de Nueva Jersey, Donna Leusner, dijo que la detección de variantes se realiza en el laboratorio estatal y en varios laboratorios académicos. Los CDC también reporta información sobre las variantes, ya que ellos también están examinando cerca de 7,000 muestras de datos aleatorias a la semana de laboratorios públicos y privados en todo el país, incluido Nueva Jersey, según el sitio web.

Leusner dijo que el laboratorio de salud pública del estado recibe muestras de secuencia de instalaciones privadas cuando involucran “un patrón de transmisión atípico” u otra sugerencia de que podría resultar de una variante de COVID-19. El laboratorio estatal también recolecta muestras al azar del norte, centro y sur del estado, dijo.

“Estamos aumentando la capacidad en el laboratorio estatal de salud pública y trabajando con hospitales y laboratorios privados para obtener muestras más representativas y estamps gestionando una asociación con laboratorios comerciales/académicos que tienen su propia capacidad de secuenciación”, dijo Leusner el martes.

Pero según el seguimiento de los CDC de la data recibida de laboratorios públicos y privados en todo el país, la agencia federal tiene acceso a la secuenciación de solo el 0.2% de las pruebas COVID-19 administradas en Nueva Jersey. Solo otros ocho estados informaron porcentajes más bajos de datos a los CDC, mientras que Delaware comparte casi el 0,9% y Nueva York poco más del 1%, lo que lo convierte en uno de los 10 estados que superan ese umbral. Wyoming proporciona el número de datos de secuenciación más alto en todo el país, con casi el 4.8% de sus pruebas de coronavirus reportadas a los CDC,  mientras que Maine comparte el 3.4%, de sus pruebas a la institución federal.

Para ayudar en esta búsqueda para identificar variantes en Nueva Jersey y en otros lugares, los investigadores de la Universidad de Rutgers han creado una alternativa al proceso de secuenciación tradicional, diseñado para ayudar a los laboratorios a identificar de manera más rápida y eficiente las mutaciones de COVID-19.

La prueba rápida de Rutgers no implica ningún equipo especial y solo una formación adicional limitada. Dirigido por el Dr. David Alland, director del Instituto de Investigación de Salud Pública de la Escuela de Medicina de Nueva Jersey, el equipo ahora está trabajando en una segunda versión que puede determinar exactamente cuál de las cuatro variantes más comunes está presente.

“Hospitales y laboratorios estatales de Nueva Jersey nos han manifestado su interés”, dijo Padmapriya Banada, profesora asistente de NJMS y una de las co-investigadoras de Alland en el proyecto. “Estamos trabajando directamente con ellos para hacer la transición de la tecnología. Actualmente estamos trabajando activamente en ello y esperamos ver el uso de estas prueba en estos laboratorios pronto”.

This translation was provided by Reporte Hispano in partnership with the Center for Cooperative Media at Montclair State University, and is supported with funding the Geraldine R. Dodge Foundation. The story was originally written in English by NJ Spotlight News.

Esta traducción fue proporcionada por el Reporte Hispano en asociación con el Centro de Medios Cooperativos de la Universidad Estatal de Montclair, y cuenta con el apoyo de la Fundación Geraldine R. Dodge. La historia fue escrita originalmente en inglés por NJ Spotlight News.

We’re in this together
For a better-informed future. Support our nonprofit newsroom.
Donate to NJ Spotlight