Casi 100 farmacias Rite Aid y CVS se unirán a otros sitios en Nueva Jersey que ofrecen vacunas contra el COVID-19

A pesar del aumento en las asignaciones de vacunas, la demanda en todo el estado aún está por encima de la oferta
Credit: (AP Photo/John Locher)
Foto de archivo: Preparando una dosis de la vacuna

11 de febrero de 2021

A pesar del aumento en las asignaciones de vacunas, la demanda en todo el estado aún está por encima de la oferta

Los habitantes de Nueva Jersey que sean elegibles para recibir la vacuna COVID-19 pronto deberían tener cerca de 100 ubicaciones adicionales para considerar, gracias a la implementación de un programa federal que planea enviar decenas de miles de dosis adicionales directamente a las cadenas de farmacias seleccionadas para administrarlas en sus tiendas minoristas.

Los funcionarios estatales dijeron el miércoles que 70 farmacias de Rite Aid y al menos 20 ubicaciones de CVS en todo el estado comenzarán a inmunizar a los residentes contra el coronavirus “durante la próxima semana”, ampliando la red existente de unas 250 clínicas de vacunación establecidas en hospitales, centros de salud comunitarios, oficinas de salud pública y antiguos centros comerciales en Nueva Jersey.

La comisionada de Salud Judy Persichilli dijo que las farmacias de estas cadenas recibirán al menos 27.000 inyecciones directamente de las reservas federales, lo que significa que estas ubicaciones no competirán con los centros existentes en Nueva Jersey por el suministro limitado de vacunas. El estado espera recibir alrededor de 143.000 primeras dosis y 111.700 segundas dosis esta semana de los fabricantes de medicamentos Pfizer y Moderna, afirmó.

La oferta de vacunas sigue por debajo de la demanda

Si bien el suministro de vacunas a Nueva Jersey está aumentando (la última asignación incluye 6,000 más que la semana pasada, dijo Persichilli), el estado todavía tiene dificultades para satisfacer la demanda de vacunas de los residentes. El presidente Joe Biden se ha comprometido a aumentar los envíos, pero Persichilli dijo que la “escasez de vacunas” sigue limitando la cantidad de citas disponibles.

“Los puntos de distribución, como cuestión general, no son un problema activarlos. El suministro de las vacunas es nuestro problema”, dijo el gobernador Phil Murphy en una conferencia de prensa el miércoles.

Desde que comenzó el proceso de inmunización a mediados de diciembre, el programa de vacuna COVID-19 de Nueva Jersey ha administrado casi 1,14 millones de inyecciones, y más de 263.000 personas han recibido las dos dosis recomendadas. Si bien el acceso se limitó inicialmente a los trabajadores y el personal de atención médica, y a los residentes de las instalaciones de atención a largo plazo, desde entonces se ha expandido enormemente; los funcionarios estatales dicen que más de 4 millones de habitantes de Nueva Jersey ahora califican para la inmunización.

Pero conseguir una cita sigue siendo un desafío. La demanda pública ha abrumado en gran medida el proceso de registro y programación inconexos y las personas que llaman a la línea telefónica de emergencia establecida a fines de enero la han saturado.

El miércoles, Persichilli dijo que el estado había “puesto una pausa temporal” en la capacidad de los operadores para programar citas, algo que comenzó la semana pasada, para “optimizar el sistema” y evitar problemas como doble citas, que se había convertido en un obstáculo. Los operadores también recibirán entrenamiento adicional, afirmó.

“El centro de llamadas aún puede proporcionar información sobre los centros de vacunación, preinscribir a las personas y responder preguntas frecuentes sobre las vacunas contra el COVID-19. Esperamos mejorar su capacidad de programación en el futuro”, dijo Persichilli.

Mantener el uso de máscaras y distanciamiento social

El estado intenta vacunar al 70% de los adultos elegibles de Nueva Jersey, o 4,7 millones de personas, algo que Murphy ha dicho que podría lograrse a fines de junio. Si bien las personas deben seguir usando máscaras faciales, mantener el distanciamiento social y tomar otras precauciones, Murphy sugirió que el impacto de la pandemia disminuirá notablemente en los próximos meses. “Podemos preveer que estaremos en una posición dramáticamente diferente dentro de poco”, dijo.

La administración también está trabajando en estrategias para mejorar la equidad en la distribución de vacunas mediante el establecimiento de centros de vacunación en iglesias y templos religiosos, centros comunitarios y con unidades móviles que pueden ir a las comunidades desatendidas. La pandemia y las consecuencias económicas que ha generado han cobrado un alto precio en las comunidades de color, pero la mitad de las vacunas administradas en Nueva Jersey las han recibido personas blancas, mientras que el 5% se les ha administrado a hispanos y el 3% a residentes negros. Los asiáticos han recibido el 6% y al menos el 35% de las vacunas han sido para personas de otra raza o raza desconocida.

El estado también depende de al menos 30 centros de salud comunitarios financiados por el gobierno federal y proveedores médicos establecidos en áreas de bajos ingresos en todo el estado, para ayudar a llevar la vacuna a las personas afroamericanas e hispanas. Es probable que este esfuerzo se expanda en las próximas semanas, ya que el gobierno federal anunció el martes que también enviaría vacunas adicionales a estas instalaciones, que atienden a los pacientes independientemente de si tienen seguro médico o su capacidad de pago.

Si bien NJ no fue uno de los primeros siete estados seleccionados para obtener suministros adicionales de las vacunas, Persichilli dijo que, “esperamos que Nueva Jersey se beneficie de este programa”.

Agregar ubicaciones de CVS y Rite Aid al mapa de vacunación del estado también ayudará a quienes viven en comunidades desatendidas, dijeron funcionarios estatales. Unas tres docenas de farmacias ShopRite ya forman parte del sistema de vacunación del estado contra el coronavirus, pero las dosis que reciben son parte de la asignación general de Nueva Jersey. Pero la empresa matriz de CVS y Rite Aid, Walgreens, es parte de una asociación nacional establecida por la administración del presidente Trump, para ofrecer las vacunas en centros de cuidado a largo plazo y recibe el suministro federal de vacunas directamente.

Detalles aún por aclarar

No quedó claro de inmediato cómo funcionará exactamente el proceso de vacunación a través de las farmacias CVS y Rite Aid, que ya están aplicando inyecciones en otros estados. El Departamento de Salud del estado no proporcionó el miércoles información adicional sobre qué ubicaciones están participando o cómo las personas pueden registrarse, pero ambas compañías operan sistemas de registro a través de sus sitios Web.

This translation was provided by Reporte Hispano in partnership with the Center for Cooperative Media at Montclair State University, and is supported with funding the Geraldine R. Dodge Foundation. The story was originally written in English by NJ Spotlight News.

Esta traducción fue proporcionada por el Reporte Hispano en asociación con el Centro de Medios Cooperativos de la Universidad Estatal de Montclair, y cuenta con el apoyo de la Fundación Geraldine R. Dodge. La historia fue escrita originalmente en inglés por NJ Spotlight News.

We’re in this together
For a better-informed future. Support our nonprofit newsroom.
Donate to NJ Spotlight