Nueva Jersey afirma que está lista para distribuir una posible vacuna del COVID-19

Pero a medida que aumentan los casos, los funcionarios advierten de la necesidad de seguir tomando precauciones
Credit: (AP Photo/Mark Lennihan, File)
Pfizer afirmó que los datos de sus vacunas sugieren que las inyecciones pueden tener un 90% de efectividad para prevenir COVID-19.

10 de noviembre de 2020

Dado que los diagnósticos de coronavirus continúan aumentando, los funcionarios de salud de Nueva Jersey recibieron con agrado el lunes la noticia de que una vacuna contra el COVID-19 que está en la etapa de ensayos clínicos parece ser altamente efectiva. Si bien aún quedan muchos desafíos, sugirieron que si todo sale según lo planeado, la vacuna podría aprobarse en unas semanas y estar disponible para su distribución generalizada en abril de 2021.

El gigante farmacéutico Pfizer anunció el lunes que la vacuna que ha desarrollado parece tener un 90% de efectividad para proteger a los adultos contra el virus, un resultado mejor de lo que muchos esperaban y casi el doble de la protección ofrecida por algunas vacunas contra la influenza, anotaron los expertos.

“La buena noticia es que hay una vacuna en el horizonte”, dijo el gobernador Phil Murphy en una conferencia de prensa programada previamente horas después. Advirtió que la segunda ola de coronavirus en Nueva Jersey sigue creciendo, con más de 9.000 nuevos casos diagnosticados desde el jueves, un promedio de casi 2.400 casos diarios.

Posibles vacunas en la primavera

Murphy dijo que el Dr. Anthony Fauci, miembro del grupo de trabajo sobre el coronavirus de la Casa Blanca, le dijo durante el fin de semana que si los funcionarios federales aprueban la vacuna de Pfizer, o uno de las otras vacunas en etapas de prueba, en las próximas semanas, las vacunas podrían estar disponibles para el público en general en la primavera.

Hasta ese entonces, Murphy dijo que estamos en una “carrera de seis meses hacia la meta final” y reiteró la necesidad de seguir usando máscaras, mantener la distancia social y resistir la llamada fatiga pandémica. También anunció un toque de queda a partir de las 10 p.m. para los bares y restaurantes bajo techo y la suspensión de las competencias deportivas interestatales en las escuelas secundarias, en un esfuerzo por controlar mejor la propagación de la enfermedad.

“Centrémonos en los próximos seis meses. Esto no es para siempre”, dijo Murphy sobre las nuevas restricciones comerciales. “Mantengámonos todos juntos el resto de este otoño e invierno. Trabajemos más fuerte sabiendo que si hacemos retroceder esta pandemia hoy, en última instancia, podemos vencerla para siempre esta primavera “.

Los funcionarios estatales han elaborado un plan inicial para distribuir la vacuna contra el COVID-19 una vez aprobada, con el objetivo de inmunizar al 70% de la población elegible, o alrededor de 4,7 millones de adultos, dentro de los seis meses posteriores a la disponibilidad generalizada de la vacuna. Los suministros eventualmente serán abundantes, han dicho, aunque convencer a las personas de que se vacunen puede ser un desafío, dada una encuesta que sugiere que un tercio de los médicos y más de la mitad de las enfermeras encuestadas pueden tener preocupaciones sobre recibir la vacuna cuando se apruebe por primera vez.

Pero en una entrevista con CBS 60 Minutes que se transmitió el domingo, la comisionada de salud estatal Judy Persichilli expresó su preocupación por la posible disponibilidad limitada de vacunas inicialmente, cuando los funcionarios estatales intentarán concentrarse en proteger a los trabajadores de salud de primera línea prioritarios. El plan del estado exige que aproximadamente 500,000 empleados de atención médica de alto riesgo sean vacunados primero, cuando el primer lote de vacunas aprobadas esté listo.

Proteger a los trabajadores de primera línea

Persichilli dijo que los funcionarios federales le informaron que inicialmente proporcionarían a Nueva Jersey suficientes dosis para cubrir a 50,000 personas, o una de cada 10 de las personas identificadas como prioritarias, y que se enviará luego otro lote de tamaño similar. El estado asume que cada persona necesitará dos dosis, como requiere la actual vacuna de Pfizer.

No obstante, el lunes Persichilli dijo que esperaba una “actualización de la capacidad” de dosis de los funcionarios federales más tarde ese día y sugirió que Nueva Jersey podría recibir un envío inicial más grande de lo esperado. El grupo de trabajo de las vacunas del estado está programado para reunirse nuevamente el jueves, dijo, momento en el cual los miembros planean discutir varios escenarios de distribución basados ​​en las últimas noticias.

Murphy, demócrata en su primer periodo de  gobierno, también aplaudió los comentarios del presidente electo Joe Biden, quien anunció el lunes sus planes para su grupo de trabajo sobre el coronavirus y reiteró su promesa de seguir las recomendaciones de los científicos para ayudar a la nación a combatir la pandemia, que ha infectado a casi 10 millones de personas en el país. En Nueva Jersey, se han diagnosticado casi 257.000 casos desde marzo, incluidas unas 16.400 muertes probablemente relacionadas con la enfermedad.

Biden, quien anunció un plan de 7 puntos para combatir el COVID-19, también subrayó la necesidad de continuar con las medidas básicas de control del contagio mientras se continúa el trabajo para crear una vacuna. “Una máscara sigue siendo el arma más potente contra el virus. Las noticias de hoy (de Pfizer) no cambiarán esa realidad”, dijo. “Podemos salvar decenas de miles de vidas si todo el mundo usara una máscara durante los próximos meses”.

El doctor Don Liss, director médico de la compañía de seguros de salud de Nueva Jersey Horizon Blue Cross Blue Shield, estuvo de acuerdo en que con el anuncio de Pfizer, de hecho, era “un buen día para la ciencia”. Si bien el ensayo tiene un tamaño limitado, si la vacuna previno las infecciones por COVID-19 en nueve de cada 10 casos, la tasa de eficacia es “mucho más alta de lo que esperaba”, dijo Liss.

Logística de la distribución

Siguen habiendo desafíos importantes en lo que respecta a la logística de la distribución de la vacuna y el seguimiento de la administración, dijo Liss. La versión de Pfizer requiere de un “almacenamiento ultrafrío”, a temperaturas por debajo de menos 90 grados Fahrenheit, una tecnología que actualmente está en uso en pocas instalaciones, señaló.

El director médico del Departamento de Salud del Estado, el Dr. Edward Lifshitz, también elogió el anuncio de Pfizer sobre la tasa de eficacia del 90%, y señaló que “excedería las expectativas” y sería “una noticia tremenda”, si se mantiene esta eficacia en pruebas más amplias. Afirmó que incluso aquellos que no están completamente protegidos contra COVID-19, el 10% restante, podrían experimentar síntomas menos graves si están infectados.

Pero Lifshitz advirtió que aún se desconoce mucho sobre cualquier vacuna, incluido qué tan bien protege a las personas de todas las edades y datos demográficos. No está claro cuánto tiempo dura la protección de una vacuna, agregó, o cómo la inmunización impacta la probabilidad de transmitir la enfermedad.

“Hay muchas cosas que aún no sabemos”, dijo Lifshitz. “Empezaré diciendo que es extremadamente positivo, pero extremadamente temprano”.

This translation was provided by Reporte Hispano in partnership with the Center for Cooperative Media at Montclair State University, and is supported with funding the Geraldine R. Dodge Foundation. The story was originally written in English by NJ Spotlight News.

Esta traducción fue proporcionada por el Reporte Hispano en asociación con el Centro de Medios Cooperativos de la Universidad Estatal de Montclair, y cuenta con el apoyo de la Fundación Geraldine R. Dodge. La historia fue escrita originalmente en inglés por NJ Spotlight News.