El Estado usa una aplicación móvil para impulsar el rastreo de personas expuestas al virus, para intentar contener la COVID

Lilo H. Stainton, Health care writer | 28 de septiembre de 2020 | En Español
"Puede que ni siquiera sepa que ha estado expuesto, pero la aplicación se lo dirá", afirma la comisionada de Salud Persichilli
Credit: Kate Trifo on Unsplash
Foto de archivo

28 de septiembre de 2020

“Puede que ni siquiera sepa que ha estado expuesto, pero la aplicación se lo dirá”, afirma la comisionada de Salud Persichilli

Nueva Jersey utilizará un software de rastreo de contactos desarrollado por una empresa irlandesa que se ha utilizado en ese país y en otros –así como en Delaware y Pensilvania-  para reforzar el trabajo del personal encargado de dar seguimiento a las personas expuestas y contener la propagación del coronavirus.

El Departamento de Salud del estado dijo la semana pasada que está probando una aplicación móvil entre 130 personas, incluidos trabajadores estatales y personas asociadas con tres universidades de Nueva Jersey. El programa piloto debía concluir la semana pasada. Los funcionarios dijeron que la aplicación se introducirá en todo el estado después de que la compañía NearForm, que desarrolló la aplicación, haga los ajustes necesarios.

“Este período de prueba es vital para mejorar la experiencia del usuario y resolver cualquier problema técnico que surja”, dijo el miércoles la comisionada del DOH, Judy Persichilli. “Ha recibido buenas críticas de los probadores, 4,6 de 5 estrellas, y se están resolviendo los problemas notificados por quienes encontraron dificultades”.

Conocido como un software de “notificación de exposición”, la aplicación utiliza la tecnología Bluetooth para alertar a los usuarios cuando se encuentran a 6 pies de otra persona con un dispositivo Bluetooth durante 10 minutos, según DOH. Cuando alguien da positivo en la prueba de COVID-19, puede ingresar un código que le dice a la aplicación que notifique a otras personas que estuvieron en el rango de 6 pies que pueden haber estado expuestas al virus; también les dice qué hacer a continuación, les ayuda a rastrear los síntomas y los conecta con los datos estatales sobre la enfermedad.

“Es posible que ni siquiera sepa que ha estado expuesto, pero la aplicación se lo dirá”, dijo Persichilli. “Reconocemos que proteger la privacidad de las personas es clave y la aplicación no usa datos de ubicación ni recopila información personal”.

La privacidad es solo uno de los problemas que probablemente suscite preocupaciones entre el público, según Joel Caplan, director del Centro de Seguridad Pública de Rutgers. La gente puede preocuparse de si se recopilan los datos de contacto y dónde se recopilan, algo que los funcionarios estatales sugieren que no se hará, y la responsabilidad que pueden enfrentar si se descubre que han infectado a otros, dijo.

“Parte del gran problema con estas (aplicaciones de rastreo de contactos) es su aceptabilidad”, dijo Caplan, quien trabajó con colegas de Rutgers para desarrollar una aplicación de rastreo llamada Flatten, ahora disponible de forma gratuita, que está diseñada para ayudar a los trabajadores en la primera línea de combate al virus a identificar ubicaciones que son vectores de transmisión, en lugar de centrarse en contactos individuales. “Estas (aplicaciones) solo funcionan si todos usan la misma aplicación”, agregó.

No ha habido gran éxito con estas aplicaciones

La naturaleza fragmentada de la respuesta a la pandemia en Estados Unidos ha hecho que el uso de aplicaciones como estas sean mucho más difícil, informó la revista Wired a principios de este mes. Apple y Google se unieron para desarrollar la tecnología básica, que se lanzó en abril para que otras compañías construyan las aplicaciones. Pero con la participación de múltiples agencias gubernamentales y la población moviéndose de un estado a otro, los esfuerzos para lanzar aplicaciones coordinadas de rastreo de contactos no han tenido mucho éxito en este país, señaló la revista.

Sin embargo, algunos estados han implementado sistemas de rastreo móvil. Pensilvania anunció la semana pasada el lanzamiento en todo el estado de la tecnología NearForm, después de que su Legislatura realizara unas audiencias sobre el programa en agosto, según informes de medios de comunicación. Delaware lanzó su propio programa a mediados de septiembre.

Si bien Nueva Jersey no ha revelado su cronograma para el uso generalizado de la aplicación, los funcionarios esperan que la tecnología ayude a los funcionarios de salud pública en sus labores para reducir la propagación del coronavirus, que se ha acelerado en media docena de condados en el centro y sur de Jersey, según las estadísticas estatales. Si bien el número de casos es mucho menor de lo que se registró en el estado durante el pico del brote en abril, más de 202,000 residentes de Nueva Jersey han sido diagnosticados con COVID-19 desde el comienzo de la pandemia hasta la semana pasada, incluidos al menos 14,300 personas que han muerto.

“Amigos, todavía no estamos fuera de peligro”, señaló el viernes el gobernador Phil Murphy.

Nueva Jersey ha trabajado durante meses en fortalecer su fuerza laboral de rastreo de contactos y apoyar al grupo de 800 profesionales empleados por los departamentos de salud locales y de los condados, que desde marzo han estado rastreando a las personas que dan positivo en la prueba del COVID, aconsejándoles sobre el cuidado que deben tener y persuadiéndolos para que den los nombres y números de teléfono de otras personas a las que podrían haber expuesto. El DOH ha contratado a una empresa con sede en Massachusetts para ayudar con este esfuerzo y ha contratado a la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Rutgers para llevar a cabo la capacitación de los aproximadamente 1,000 rastreadores adicionales que han sido contratados desde el verano.

El DOH se negó a informar cuánto costará la aplicación, pero señaló que se usarán  fondos federales para cubrir el costo.

Incluso con personal adicional, y un esfuerzo continuo para garantizar que los rastreadores reflejen la diversidad de las comunidades a las que sirven, los funcionarios de salud pública se han sentido un poco frustrados por la poca participación del público. Los rastreadores han podido contactar a menos de dos tercios de las personas infectadas de las que han intentado contactar, según datos del estado, y más de la mitad de las personas a las que han logrado contactar se han negado a informar a quienes pueden haber expuesto.

Si bien Persichilli afirmó el viernes que algunos aspectos del trabajo de los rastreadores están siendo más exitosos, ellos aún no han podido contactar a todas las personas que deberían. La comisionada le recordó al público que la amenaza de una pandemia persiste y cerró sus comentarios como siempre lo hace: “Manténgase a salvo y recuerde que por la salud de cada uno de nosotros, de todos nosotros, por favor atienda la llamada”.

This translation was provided by Reporte Hispano in partnership with the Center for Cooperative Media at Montclair State University, and is supported with funding the Geraldine R. Dodge Foundation. The story was originally written in English by NJ Spotlight News.

Esta traducción fue proporcionada por el Reporte Hispano en asociación con el Centro de Medios Cooperativos de la Universidad Estatal de Montclair, y cuenta con el apoyo de la Fundación Geraldine R. Dodge. La historia fue escrita originalmente en inglés por NJ Spotlight News.