Los Empleados Despedidos Luchan por una Nueva Cobertura de salud Durante la Pandemia de COVID-19

Jon Hurdle | 9 de abril de 2020 | En Español
Funcionarios estatales y dirigentes de organizaciones sin fines de lucro ofrecen consejos a las personas sobre dónde acudir, ya que, con el cierre de las empresas, miles de personas han perdido sus seguros médicos al ser despedidos
Credit: Tim Dennell via Creative Commons
Coronavirus closure

9 de abril de 2020

Miles de residentes de Nueva Jersey han perdido su seguro de salud pagado por el empleador, a medida en que las empresas en todo el estado han cerrado sus puertas a causa de la pandemia COVID-19, y ahora los empleados despedidos están intentado obtener cobertura médica a través de Obamacare o Medicaid.

Funcionarios estatales y dirigentes de organizaciones sin fines de lucro ofrecieron el miércoles consejos sobre cómo inscribirse en un seguro de salud dentro del marco de la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA) o Medicaid, y sobre dónde acudir si se encuentra entre las 500,000 personas que no tenían seguro médico, incluso antes del inicio de la pandemia del coronavirus.

Alrededor del 70% de los empleados en Nueva Jersey obtienen su seguro de salud a través de su empleador, por lo que la pérdida del trabajo a menudo significa la pérdida de la cobertura de salud, afirmó Maura Collinsgru, directora del programa de atención médica de New Jersey Citizen Action, un grupo liberal de defensa que brinda servicios directos a personas de bajos y moderados ingresos.

“Muchas personas no saben lo que pueden hacer o a dónde pueden recurrir si no pueden continuar su cobertura médica a través de su empleador, ya sea porque ya no está disponible o porque no pueden pagar COBRA”, dijo en una conferencia de prensa, haciendo referencia al programa federal que permite a las personas continuar temporalmente su cobertura de salud pagando tanto sus propias primas como las del empleador.

Collinsgru y otros activistas que abogan por los trabajadores dijeron que las personas despedidas pueden inscribirse en Obamacare incluso fuera del período anual de inscripción que se realiza en el otoño, porque han experimentado un evento que les cambió la vida, en este caso la pérdida del trabajo.

Aunque la administración Trump rechazó la solicitud del gobernador Phil Murphy de abrir un período de inscripción especial en la ACA, por causa de la emergencia de COVID-19, los activistas afirmaron que las personas que han perdido su cobertura pueden estar cubiertas por la ACA siempre que se inscriban dentro de los 60 días de haber perdido su cobertura anterior.

“Todos los medios a su alcance”

La administración Murphy está “decepcionada” de que el gobierno federal rechazó la solicitud, pero utilizará “todos los medios a su alcance” para garantizar que los habitantes de Nueva Jersey sepan qué opciones de cobertura tienen durante la crisis de salud pública, dijo Carole Johnson, comisionada del Departamento de Servicios Humanos.

“Esto es otro recordatorio de por qué el gobernador ha hecho de la creación de nuestro propio mercado de salud estatal una prioridad, cuando tengamos nuestro propio mercado de salud, podremos tomar estas decisiones por nosotros mismos”, dijo Johnson durante la conferencia de prensa por Internet. Nueva Jersey ya se estaba preparando para pasar del mercado de Salud federal de ACA a su propio Mercado de Salud de ACA para fines del 2020.

Con la pérdida de miles de pólizas de salud, muchas personas también serán elegibles para la cobertura de Medicaid del estado, afirmó, y señaló que Nueva Jersey amplió el programa de seguro de bajos ingresos para que una persona que gane menos de 138% del nivel federal de pobreza, o alrededor de $ 1,468 al mes, sea elegible.

Nadie en Medicaid o en el Programa de Seguro Médico para Niños perderá su cobertura durante la emergencia actual, y ningún afiliado tendrá que pagar copagos por las pruebas COVID-19 o el tratamiento relacionado, afirmó Johnson.

Sin embargo Raymond Castro, director de políticas de salud del grupo de investigación de New Jersey Policy Perspective (NJPP), señala que la mayoría de los nuevos desempleados no serán elegibles para Medicaid si son personas solteras sin hijos, porque calificarán para el seguro de desempleo, cuyos beneficios exceden el nivel de elegibilidad para calificar a Medicaid.

Ayuda a los desempleados por la pandemia

Aún así, aquellos que no califican para el seguro de desempleo pueden ser elegibles para la Asistencia a Desempleados por la Pandemia, que tiene un nivel más bajo de beneficios, y por lo tanto pueden permitir a quienes lo obtengan calificar para Medicaid, dijo Castro.

NJPP dijo que las personas que perdieron su cobertura tendrán la opción de continuar su seguro a través de COBRA, pero advirtieron que puede ser más costoso que estar asegurado a través de Obamacare.

Según el Instituto de Política Económica, un grupo de expertos, más de 147,000 habitantes de Nueva Jersey con seguro médico pagado por los empleados perdieron sus empleos en las dos semanas previas al 28 de marzo. A nivel nacional unos 3.5 millones de trabajadores perdieron su cobertura de salud junto con sus trabajos en ese mismo periodo.

Ann Gatti de 60 años, una residente de Riverside en el condado de Burlington, perdió su seguro de salud después de que su empleador, Delran, un centro de cuidado para ancianos y personas discapacitadas, cerrara el 20 de marzo.

Se inscribió en Obamacare efectivo a partir del 1 de abril, el día después de que se cancelara su anterior póliza de salud, asegurándose de que no se interrumpiera su cobertura y costándole unos pocos dólares menos que los $ 120 al mes que pagaba por concepto de primas por la póliza cancelada. 

Antes de comenzar a trabajar en el centro para ancianos hace cinco años, Gatti obtuvo cobertura de salud a través de Obamacare después de perder su trabajo en un supermercado donde había laborado durante 26 años hasta que el establecimiento cerró en el 2011.

Gatti, que toma medicamentos para la presión arterial alta y el colesterol alto, dijo que no quería estar sin seguro médico a pesar de que actualmente está desempleada. Ella confía que recuperará su trabajo cuando vuelva a abrir el centro para ancianos.

“Tenía la esperanza de que todavía estuviera disponible, así que tomé medidas bastante rápido”, dijo, refiriéndose a Obamacare. “Si Obamacare no hubiera estado disponible para mí, probablemente habría fallecido cuando quede sin seguro al cerrar el supermercado. Mi colesterol y mi presión arterial eran muy altas y si no hubiera tenido Obamacare, no habría podido controlarla.”

Iniciativas del sector privado

En el sector privado, las aseguradoras de salud han intensificado la gama de servicios diseñados para ayudar a los asegurados durante la crisis de COVID-19, dijo Ward Sanders, presidente de la Asociación de Planes de Salud de Nueva Jersey, una asociación comercial que representa a las aseguradoras de salud comerciales y de Medicaid, durante la conferencia de prensa.

Afirmó que algunas aseguradoras han renunciado al requisito de que los empleados sin trabajo no pueden tener una cobertura médica a menos que estén trabajando activamente, mientras que otros han extendido los períodos de gracia para que las empresas hagan los pagos de las primas.

Después de conversaciones con legisladores y funcionarios encargados de las políticas de salud, las aseguradoras también acordaron cubrir el costo de las pruebas y el tratamiento de las infecciones por COVID-19, así como los servicios de  telemedicina sin copagos, dijo Sanders.

“Está claro que esta pandemia requiere una respuesta coordinada y de gran alcance por parte del gobierno y el sector privado”, afirmó.

Para los no asegurados, los centros de salud calificados a nivel federal están ofreciendo servicios para pruebas y el tratamiento de COVID-19, dijo el Dr. Kemi Alli, CEO del Centro de Salud Henry J. Austin en Trenton. Afirmó que los 20 centros de salud en todo el estado han adoptado la telemedicina hasta cierto punto, en un esfuerzo por reducir el contacto cara a cara durante la pandemia. En el centro de salud en Trenton, el 90% de las consultas ahora se realiza a través de la telemedicina, dijo.

Los requisitos de papeleo se han relajado en los centros, y todos los centros tienen empleados que pueden aconsejar a los pacientes sobre cómo inscribirse en Obamacare, aseguró Alli.

Sin embargo, muchas personas encuentran fuentes alternativas de seguro médico o tratamiento de salud después de perder sus empleos. La crisis actual renovará el debate sobre la viabilidad del sistema de seguro de salud de EE. UU., predice Jay Feinman, profesor de derecho de la Universidad de Rutgers en Camden, donde es codirector del Centro de Riesgo y Responsabilidad de Rutgers.

“La crisis resalta algunos de los problemas que han sido políticamente controvertidos sobre la forma en que brindamos atención médica”, señaló. “Un gran porcentaje de los estadounidenses obtienen su seguro de salud de los empleadores, lo que significa que si pierden sus empleos tienen este problema”.

Esta traducción fue proporcionada por el Reporte Hispano en asociación con el Centro de Medios Cooperativos de la Universidad Estatal de Montclair, y cuenta con el apoyo del New Jersey Local News Lab, una asociación de la Fundación Geraldine R. Dodge, el Fondo para la Democracia y la Fundación Comunitaria de New Jersey. La historia fue escrita originalmente en inglés por NJ Spotlight y se está republicando bajo un acuerdo especial de intercambio de contenido de NJ News Commons relacionado con la cobertura COVID-19. Para leer más, visite njspotlight.com.