El Senado Aprueba Proyecto de Ley para Ampliar la Asistencia a las Familias Necesitadas y Proporcionar Ayuda Inmediata por el COVID-19

Colleen O'Dea | 14 de abril de 2020 | En Español
El informe de un grupo de políticas públicas dice que el programa de asistencia social WorkFirst NJ no hace lo suficiente para ayudar a las familias de bajos ingresos a salir de la pobreza
Credit: Office of Attorney General/Tim Larsen
State Sen. Joe Vitale

14 de abril de 2020

Los legisladores de Nueva Jersey realizaron el lunes una revisión exhaustiva del programa estatal de asistencia pública en dinero en efectivo para las familias.

Simultáneamente, una organización de política pública emitió un informe en el que señala que actualmente los beneficios del programa no ayuda a suficientes familias necesitadas ni aporta ayuda sustancial para sacar a las familias de la pobreza.

Quienes abogan por el proyecto de ley (S-2329), que tiene un costo de $ 25 millones en un momento de incertidumbre fiscal en el estado, afirman que contribuiría en gran medida a proporcionar asistencia real a las familias y garantizar que algunos niños no sean penalizados por las actuales restricciones programáticas para recibir Asistencia Temporal para Familias Necesitadas (TANF) a través del programa de asistencia social WorkFirst NJ (WFNJ) del estado.

Ante la situación actual de crisis de salud pública por el COVID-19, el proyecto de ley proporcionaría a los solicitantes que parecen ser elegibles en el programa una presunta elegibilidad para TANF. Un solicitante que parezca elegible en el momento de la solicitud se considerará elegible y se le proporcionará asistencia inmediata.

Aumento de los pagos en efectivo, abarcar a más familias

Si bien los legisladores se han reunido por conferencia telefónica para aprobar proyectos de ley relacionados con la crisis del COVID-19, que ha matado a más de 2,400 residentes de Nueva Jersey hasta el pasado lunes, el proyecto de ley para reforma el programa va mucho más allá de las circunstancias actuales, afectando unas 20 disposiciones del mismo. Por ejemplo, aumentaría los pagos en dinero en efectivo de TANF y expandiría el programa para cubrir a más familias.

Sin embargo, al igual que las otras medidas que una o ambas cámaras legislativas aprobaron el lunes, el proyecto de ley se aprobó sin audiencias previas ni comentarios públicos. El Senado lo aprobó 26-0, y la mayoría de los republicanos se abstuvieron. La versión de la Asamblea del proyecto de ley no estaba en la agenda de la cámara baja.

Después de la sesión del Senado, el presidente del Senado Steve Sweeney (D-Gloucester) dijo que espera que las audiencias de los comités se reanuden y que preferiría ver que las medidas reciban mayor consideración a través de ese proceso, pero eso no fue necesario en el caso de la reforma TANF.

“Creemos que la reforma TANF es importante”, dijo Sweeney. “Estamos haciendo cosas fuera de lo normal y vamos a pausar un poco el proceso y enfocar más proyectos de ley en los comités; así se logra un mejor proceso. Pero esto es algo de lo que hemos hablado durante años y lo hemos analizado durante años”.

El senador Joseph Vitale (D-Middlesex), uno de los patrocinadores del proyecto de ley, se hizo eco de los sentimientos de varios proponentes de la reforma al afirmar que la expansión ahora es vital dadas las circunstancias actuales.

“La expansión de este programa es lo correcto en tiempos normales, en momentos de crisis es un imperativo”, dijo Vitale en un comunicado. “El gobierno debe brindar la seguridad que los residentes de Nueva Jersey buscan desesperadamente: necesitamos asegurarnos de que las personas puedan quedarse en sus hogares, poner comida en su mesa y obtener la atención médica que necesitan, eso es cierto ahora, y eso será cierto cuando esta crisis se haya terminado”.

Durante una conferencia de prensa por internet, los defensores de la reformar afirmaron que la reforma está atrasada.

“Muchos en Nueva Jersey conocen desde hace algún tiempo las deficiencias en el programa federal TANF”, dijo Renee Koubiadis, directora ejecutiva de la Red Contra la Pobreza de Nueva Jersey (APN, por su siglas en inglés), durante una conferencia de prensa por internet donde se dio a conocer un nuevo informe sobre el programa, elaborado por la organización de tendencia progresiva, New Jersey Policy Perspective (NJPP).

Único programa en su tipo

“Las medidas establecidas en este programa en 1996 evitan que nuestras familias de bajos ingresos tengan acceso a todos los beneficios que les ayuden a superar la pobreza y alcanzar su máximo potencial para contribuir más plenamente en la economía del estado”, dijo Koubiadis, y agregó que este es el único programa de este tipo que ayuda a familias con niños en el estado durante una crisis.

El informe de NJPP, Promoviendo la Igualdad de Oportunidades para los Niños que Viven en la Pobreza, calificó a WFNJ / TANF como “más duro” que la ley federal. Señala que el número de familias ayudadas por TANF ha disminuido un 91% desde 1996, y el estado solo está ayudando al 15% de las familias que viven por debajo del nivel federal de pobreza, una tasa peor que el promedio de 22% en el país que recibe TANF. Menos de 11,000 familias estaban recibiendo asistencia de TANF hasta el pasado mes de diciembre, según los últimos datos del Departamento de Servicios Humanos del estado. No obstante, según el informe, en Nueva Jersey 94,700 familias con 264,000 niños viven en pobreza.

El proyecto de ley aprobado por el Senado invertirá $25 millones y aumentaría los montos de los beneficios para garantizar que ninguna familia permanezca en la pobreza extrema, definida como tener ingresos por debajo de la mitad del nivel federal de pobreza. Además, el proyecto de ley aumentaría los umbrales de elegibilidad de ingresos para el programa para que más personas puedan calificar. También ampliaría la elegibilidad para incluir a personas inscritas en instituciones de educación superior y ciertos inmigrantes que están en el país legalmente pero que actualmente no califican para el programa. Y ampliaría los tipos de actividades que pueden realizarse para cumplir con los requisitos de trabajo del programa, para fomentar así una mayor educación y capacitación laboral que pueda ayudar a las personas a obtener mejores empleos.

“Es crucial que arreglemos el sistema para que nuestros programas de asistencia pública se centren en sacar a las personas de la pobreza, colocarlas en el camino hacia la autosostenibilidad y garantizar una transición sin problemas a medida que avanzan hacia la independencia”, dijo la senadora Teresa Ruiz (D-Essex), otra de los patrocinadores de la ley, en un comunicado. “Si bien es un primer paso significativo, nuestro trabajo está lejos de terminar … Este ha sido un problema apremiante durante algún tiempo y me anima que finalmente estamos tomando los pasos necesarios para alcanzar el cambio”.

Ayuda con el costo de vida, educación y capacitación

Ray Castro, director de políticas de salud de NJPP y autor del informe, dijo que la cantidad de familias que viven en la pobreza es prácticamente la misma que cuando el programa entró en vigencia como parte de la reforma nacional de bienestar, a pesar de que Nueva Jersey se encuentra entre los estados más ricos en la nación.

“Es tan alarmante que muchas menos familias reciban asistencia básica hoy que en 1996”, dijo. “Este es un resultado directo de políticas punitivas federales y estatales que perpetúan en lugar de aliviar la pobreza”. El proyecto de ley ayudaría en este sentido “al expandir la elegibilidad para TANF, elevar los niveles de beneficios para poder cubrir el costo de vida en Nueva Jersey y expandir las oportunidades de educación y capacitación para los padres”.

Actualmente, el beneficio TANF para una familia de tres ($ 559 por mes) pone a una familia a solo un tercio del nivel federal de pobreza, que ahora es de $ 21,720 para una familia de ese tamaño, a pesar de que Nueva Jersey aumentó este beneficio en casi un tercio en los últimos dos años Esto se debe a que el estado no había aumentado los beneficios del programa en tres décadas.

Antes de la reforma de bienestar en 1996, Nueva Jersey estaba ayudando al 93% de las familias que vivían en la pobreza, según el informe. Koubiadis señaló que no han habido cambios sustanciales en WFNJ en los últimos 20 años.

“Sin estos cambios, este programa continuará reduciéndose y dejará de ser una red de seguridad para nuestros residentes más pobres”, dijo. “Necesitamos reformar este programa clave ahora para que siga siendo un salvavidas para aquellos que enfrentan dificultades financieras extremas en nuestro estado. Es lo que tú o yo desearíamos durante esta crisis”.

Reformar WorkFirst es también una cuestión de justicia social. El informe muestra que los niños afroamericanos e hispanos en Nueva Jersey tienen tres veces más probabilidades de vivir en la pobreza que los niños blancos. Aproximadamente ocho de cada 10 niños de Nueva Jersey que reciben TANF son afroamericanos o hispanos. Koubiadis dijo que el desequilibrio se debe al “racismo histórico y estructural”, y las reglas actuales del programa significan que muchos niños afroamericanos y latinos no reciben ayuda a través de TANF.

“La política histórica de TANF del estado de desalentar la oportunidad económica plena es cruel, miope y discriminatoria”, señala el informe, afirmando que el objetivo de Nueva Jersey había sido reducir la carga de casos de TANF lo más rápido posible, independientemente de si un padre tuvo que tomar un trabajo tan mal pagado que era inadecuado para mantener a su familia.

Esta traducción fue proporcionada por el Reporte Hispano en asociación con el Centro de Medios Cooperativos de la Universidad Estatal de Montclair, y cuenta con el apoyo del New Jersey Local News Lab, una asociación de la Fundación Geraldine R. Dodge, el Fondo para la Democracia y la Fundación Comunitaria de New Jersey. La historia fue escrita originalmente en inglés por NJ Spotlight y se está republicando bajo un acuerdo especial de intercambio de contenido de NJ News Commons relacionado con la cobertura COVID-19. Para leer más, visite njspotlight.com.